Foto Banner de la Página

Electrohipersensibilidad

¿QUÉ ES LA ELECTROHIPERSENSIBILIDAD?

Es una enfermedad notoria recurrente sufrida por la exposición a radiaciones que emiten ciertos dispositivos (aparatos eléctricos, transformadores, telefonía móvil, etc.) que provoca un conjunto de síntomas que se intensifican al encontrarse cerca de los mismos y que disminuye o desaparece cuando se está lejos de la fuente que los genera.

¿CUÁL ES LA CAUSA?

Generalmente la causa se atribuye a la exposición continuada a los campos electromagnéticos. En un primer momento, se desarrolla una gran sensibilidad a frecuencias iníciales como pueden ser las antenas de telefonía o televisión y posteriormente a medida que avanza el síndrome se sensibiliza también a otras fuentes emisoras de radiación electromagnética como pueden ser los ordenadores, router wifi o tubos de luz.

¿ES MUY FRECUENTE?

Según las últimas estimaciones para las sociedades modernas la población electrosensible oscila ya entre el 3 y el 5%, lo que eleva a unos 13 millones el número de personas que sufren esta enfermedad en Europa.

¿QUÉ PERFIL TIENEN LOS PACIENTES?

Afecta sobretodo a personas con el sistema inmunitario debilitado o en fase de desarrollo, como ancianos, enfermos o niños, aunque cualquier persona con buen estado de salud puede llegar a padecerla si su exposición a las radiaciones se hace intensa y prolongada.

¿QUÉ SINTOMAS PRESENTA?

Se caracteriza por una variedad de síntomas de intensidad y de gravedad variables en función de cada persona tales como reacciones dermatológicas (enrojecimientos, picazón, erupciones y ardores), cansancio importante (astenia), aturdimientos, dificultades de concentración, náuseas y palpitaciones. Además puede aparecer cefalea, fatiga, estrés, trastornos del sueño, dolor muscular, trastornos gastrointestinales, así como intolerancia a determinados alimentos e hipersensibilidad a un número importante de productos químicos.

¿EXISTE ASOCIACION CON OTRAS ENFERMEDADES?

Aproximadamente, un 50% de las personas sensibles a los campos electromagnéticos también sufren de Sensibilidad Química Múltiple o enfermedades relacionadas con el llamado Síndrome de sensibilidad central (SSC), donde este conjunto de síntomas representa una disregulación de los mecanismos centrales de modulación de señales que tiene como consecuencia respuestas sintomatológicas alteradas.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

Hasta el momento no hay criterios de diagnostico claros, no existiendo ninguna prueba específica para identificarla aparte de los síntomas cutáneos descritos por la propia persona, que pueden ser subjetivos o no específicos. Es recomendable que se eliminen otras patologías que puedan ser la causa de la sintomatología, procediendo a un examen médico y psicológico.

¿EXISTE TRATAMIENTO?

Actualmente no existe un tratamiento específico y debe estar dirigido principalmente a reducir los síntomas y discapacidades funcionales que la enfermedad genera a través de la medicación, la alimentación y otras terapias alternativas complementarias. El método más efectivo para mejorar la calidad de vida de los afectados consiste en evitar o reducir al máximo la exposición a cada fuente de radiación electromagnética, además de modificar las condiciones ambientales para llevar una vida lo mas normalizada posible, buscar apoyo psicológico.

¿PUEDO HACER ALGO PARA MEJORAR?

Sí, debe conocer la enfermedad y los recursos que existen para afrontarla. Debe fomentar cambios en su estilo de vida intentando minimizar la exposición a sus emisores de radiación, adoptando modificaciones en su dieta alimentaria, sustituyendo aparatos eléctricos, usando tejidos adecuados en sus prendas de vestir , entre otros, además de buscar ayuda profesional y apoyo social.